Bienvenidos
Buscar: Sitio   Internet accionado por google
La cafeína puede estarle causando más daño del que se imagina. (Foto archivo Excélsior)

Cuando la cafeína es más que sólo una taza de café

| Imprime | Envía
Reportero de Excélsior

Mientras me siento en la cafetería La Palma Chicken Pie Shop en Anaheim, comienzo a pensar en los tiempos antes de Starbucks.

Echo un vistazo alrededor y veo las plantas colgantes, la mesera me llena mi taza de café mientras me llama “querido”. El café que sirven en está cafetería, que abrieron en 1955 (el mismo año que Disneylandia) es Farmer Brothers of Torrance, una infusión sencilla que cuesta $1.20 la taza.

“Hemos estado usando el mismo café durante todo este tiempo”, dijo Otto Hasselbarth, quien es dueño y ha operado el restaurante junto a su esposa Antje desde 1972. “A la gente le gusta, por eso nunca lo hemos cambiado”.

Ahora ya no estamos felices con sólo una taza de café, ni dos, ni cuatro. Con las ventas tan altas de café y la explosión en la popularidad de las bebidas energéticas, nuestra adicción a la cafeína se ha intensificado. Se estima que el 90 por ciento de los americanos consumen cafeína diariamente, con más de la mitad de nosotros consumiendo por lo menos 300 miligramos de ella. Aunque el límite de consumo seguro de cafeína nunca ha sido establecido, algunos expertos en medicina dicen que 400 miligramos debe ser aproximadamente el límite para adultos. Esa taza de 6 onzas que me tomé en el café ese día probablemente tenía unos 80 miligramos. Un vaso “venti”, o el más grande de Starbucks, tiene 415 miligramos.

La cafeína es más segura para la gran mayoría de las personas que la consumen y aquellos que la consumen de más, por lo regular terminan con síntomas como un poco de nerviosismo, o falta de sueño. Pero ignorar el nivel de cafeína en ciertos productos, o no saber qué tanto consume, puede traer problemas. En los últimos meses, ha habido reportajes ilustrando los daños de consumir demasiada cafeína para la gente joven y para los adultos. En octubre, la Administración de Comida y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dijo que conocía de cinco muertes en los últimos tres años que fueron posiblemente relacionados a la bebida energética Monster; menos de un mes después, la agencia dijo que había recibido reportes de 13 muertes posiblemente relacionadas a la bebida energética 5-Hour Energy.

Al centro de todas estas discusiones está la búsqueda de una materia prima importante: la energía. Si tenemos que lidiar agendas del hogar y el trabajo, y estamos tratando desesperadamente de sostener nuestros empleos o de pasar un examen final, vamos a comprar casi cualquier producto que nos mantenga alertas y nos dé tan sólo algunas horas más para seguir trabajando. Hay cientos de productos que nos dan nuestra parte de cafeína al día, desde dulces, mentas, cerveza e incluso inhalantes.

“Lo raro de todo esto es que tiene que escuchar a su propio cuerpo: si en verdad está muy cansado, duerma”, dijo Matthew Ganio, un profesor adjunto en la Universidad de Arkansas, que ha llevado a cabo una investigación para ver los efectos psicológicos de la cafeína. “Desafortunadamente, nuestras vidas no suelen prestarse para hacer todo eso. Por eso tenemos que usar la cafeína”.

Beneficios y desventajas

La razón por la que usamos cafeína es que funciona: levanta el estado de alerta y mejora el desempeño cognitivo y físico, durante un período de tiempo que puede variar extremadamente, dependiendo de la persona. Ganjo ha estudiado la influencia de la cafeína en atletas, y dice que con sólo 3 a 6 miligramos por cada kilógramo de índice de masa corporal, o de 245 a 490 milígramos para una persona de 180 libras, puede mejorar la resistencia. Esa es una de las razones más grandes por las que las que a las personas que corren les gusta el gel energético. Algunos de estos geles contienen desde 25 hasta 100 milígramos.

La manera en que la cafeína funciona es así: Una molécula llamada adenosina se prende a los receptores en el cerebro, causando una reacción que al paso del tiempo lleva a sentir fatiga y somnolencia. La cafeína “bloquea ese receptor y no permite que se sienta con sueño”, dijo Ganio.

Después de eso todo se complica, porque después de que la dosis alcanza su apogeo, aproximadamente una hora después de haberlo consumido, el nivel en la sangre comienza a caer. Después de cinco horas, el nivel baja a un 50 por ciento desde su apogeo, dijo Ganio. Y es estonces que su cuerpo puede comenzar a querer cafeína de nuevo, lo cual puede llevar a síntomas de retirada, como dolores de cabeza y cansancio, y es por eso que algunas personas necesitan otra taza de café a media tarde.

También hay otros efectos negativos de este efecto aprieta y afloja entre la cafeína y la retirada: nuestro patrón de sueño se descompone (la cafeína permanece en la sangre durante varias horas): puede causar problemas del estómago y elevar la presión arterial.

Una mañana reciente, Goffredo Benítez, de 32 años, estaba sentado afuera de un Starbucks en la ciudad de Irvine. Trabajaba en un Trader Joe’s cercano y Benítez tomaba café con su compañero de trabajo Alex Pinto durante un descanso. Benítez dijo que hace aproximadamente 8 años, cuando tenía un trabajo de muy altas expectativas en una compañía de camiones, él solía tomar de 8 a 10 tazas de café al día y también usaba el estimulante ephedra. “Tomaba tanto café que ya no era suficiente para mí”, dijo.

Eventualmente se comenzó a cansar tanto, que fue al hospital para que le hicieran exámenes. Ahora sólo toma una taza de café al día, y no lo hace siempre. “Sólo para despertar por las mañanas”, dijo.

¿Se necesitan regulaciones?

Cada bebida energética tiene su propia receta, con ingredientes que incluyen la taurina, un ácido, ginseng y la raíz de una planta. “No sabemos bien qué le hacen esas cosas al cuerpo”, dijo Ganio.

A los fabricantes de estas bebidas no se les requiere declarar la cafeína como uno de los ingredientes que usan. Algunas etiquetas tienen avisos de que las bebidas no son recomendadas para niños, mujeres embarazadas, o cualquier persona que puede ser sensible a la cafeína.

En diciembre, la revista Consumer Reports, analizó 27 bebidas energéticas. Once de ellas no incluían la cafeína en su lista de ingredientes. De las 16 que sí lo hicieron, cinco tuvieron más de un 20 por ciento más de la cantidad que dijeron que tenían.

Después de que la FDA reportó las muertes posiblemente causadas por bebidas como Monster o 5-Hour Energy, esas compañías defendieron sus productos insistiendo que eran seguros y que no eran responsables por ninguna muerte. Los reportes en sí, nunca comprobaron que las bebidas hayan sido la causa de muerte.

Anais Fournier, una niña de 14 años de Maryland, que murió en diciembre de 2011 después de beber dos latas de 24 onzas de Monster, oficialmente murió de una “arritmia cardiaca causada por toxicidad de cafeína”, pero también tenía una enfermedad genética que causaba que una de sus válvulas del corazón fallara. Su familia demandó a la bebida Monster.

Las personas que critican las bebidas energéticas piden que a éstas se les requiera expresar abiertamente cuánta cafeína tiene sus bebidas.

“Yo personalmente creo que entre más claro mejor”, dijo Ganio, “para que así el consumidor sepa exactamente cuánta cafeína está consumiendo”.


Ver archivos de 'Nuestro Hogar' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT