Bienvenidos
Buscar: Sitio   Internet accionado por google

El camino hacia la residencia legal podría ser más fácil para algunos

| Imprime | Envía
Reportera de Excélsior

El abogado de inmigración Luis González se prepara para una avalancha de clientes, que buscarán solicitar la residencia legal de los Estados Unidos en el condado de Orange.

Los funcionarios de inmigración anunciaron el viernes de la semana pasada que la vía para una “green card” -la credencial para la residencia legal- será más fácil para algunas personas que están sin documentos en el país, y que tienen un esposo o padre que es ciudadano de los Estados Unidos.

“Esto va a abrir una compuerta”, dijo González. “Te lo diré ahora mismo... en Santa Ana, no habrá escasez de clientes que quieran hacer la solicitud”.

En una teleconferencia el viernes de la semana pasada los funcionarios de inmigración anunciaron una propuesta de reglamento, que según dijeron resultaría más fácil para las personas sin documentos solicitar la visa para permanecer con sus padres o cónyuges que son ciudadanos de Estados Unidos, en lugar de separarlas durante el proceso de solicitud.

Todavía hay algunos pasos antes de que la regulación sea aprobada, pero podría entrar en vigor durante este año, dijo durante la teleconferencia Alejandro Mayorkas, del United States Citizenship and Inmigration Services, o en español Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

En general, las personas que están sin documentos en el país, pero están casados ​​o tienen padres o familiares directos que son ciudadanos, tienen permitido bajo la ley de inmigración convertirse en residentes legales. Sin embargo, desde hace mucho tiempo ha sido un obstáculo para algunos casos de personas sin documentos la condición de regresar a sus países de origen durante el proceso de la solicitud para recibir la permanencia legal.

Porque una vez que el solicitante se va del país, la ley automáticamente les impide regresar a los Estados Unidos por lo menos tres años y, a veces, hasta una década a pesar de que son elegibles para la residencia legal.

Mientras que los funcionarios de la agencia de inmigración ofrecen una exención que permite al solicitante permanecer en los Estados Unidos durante el proceso de visa, conseguir esta llamada renuncia es difícil y puede tomar hasta el tiempo que se tarde obtener la residencia permanente.

“Una de las cosas que hemos escuchado por parte del público y que hemos entendido en el tratamiento de estos casos, es que hay situaciones muy duras en que la separación es muy larga y entre más tiempo se tarde, más dificultades sobrevienen”, dijo Mayorkas.

La ley fue escrita para evitar tales dificultades, dijo Mayorkas. Es por eso que el proceso de cambio está en consonancia con la ley y no la cambia, agregó.

En el año fiscal 2011, los funcionarios de USCIS recibieron 23,000 solicitudes para dichas exenciones. Cerca de 17,000 de ellas fueron aprobadas, dijo Mayorkas.

Además, el tiempo promedio del trámite de una renuncia recíproca toma por lo menos seis meses, pero a menudo toma mucho más tiempo, dijo.

El cambio hará una diferencia enorme para cientos de miles de familias estadounidenses, defensores de las personas sin documentos y abogados de inmigración, dijo.

Muchos indocumentados que están ilegalmente en el país y califican para solicitar el estatus legal a través de su cónyuge o padre, no aplicarían por miedo a la separación y porque simplemente no pueden permitirse el lujo de hacerlo, dijo el abogado González.

Su pequeña firma en Santa Ana recibe cerca de 1,200 clientes que preguntan sobre temas de inmigración cada año, dijo. Alrededor del 30 por ciento de esas personas, dijo, es probable que sean elegibles para el estatus legal permanente porque él o ella tienen un cónyuge ciudadano estadounidense, padre o hijo.

Sin embargo, la mayoría no hacen la solicitud ya que tendrían que salir de los Estados Unidos hacia su país de origen durante el período que dure el trámite de visados. A menudo, el solicitante tiene una familia que depende de ellos, de alguna manera, y su ausencia causaría una gran dificultad, dijo González.

“No creo que hayamos tenido alguien que metió la solicitud y no tenga un familiar que dependa de él”, dijo. “Hay tantos de ellos, pero no pueden permitirse el lujo de dejar a una familia sin un sostén. Lo evitan. Muchos de ellos se desaniman”.

El cambio significa que a los solicitantes de visa se ​​les permita permanecer durante la tramitación de la renuncia y solicitud de visado. Si el solicitante cumple con los requisitos, se le dará una exención de permanencia provisional en los Estados Unidos y puedan quedarse antes de tener que salir a sus países de origen para recoger su visa.

La condición de “dificultad extrema” sigue siendo un requisito para la concesión de una renuncia, dijo Mayorkas. Los funcionarios de inmigración sólo otorgarán una exención si la persona que está sin documentos en el país puede demostrar que su ausencia le traerá “dificultades extremas” a su cónyuge que es ciudadano estadounidense, o a su padre y no a un niño ciudadano de los Estados Unidos, de acuerdo con la ley de inmigración.

El tiempo de espera para las exenciones probablemente seguirá siendo el mismo. Pero bajo la nueva disposición, los solicitantes podrán permanecer con sus familias estadounidenses mientras esperan, dijo.

Mayorkas destacó que antes de la concesión de una exención, los funcionarios de inmigración harían un estudio a fondo. Los solicitantes con cualquier condena penal no tendrán derecho a la exención, dijo


Ver archivos de 'Noticias' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT