Bienvenidos
Buscar: Sitio   Internet accionado por google
(Fotografías cortesía de Virginia Isaías y la Fundación de Sobrevivientes de Tráfico Humano)
Virginia Isaías, rodeada de un grupo de personas que toman una de las muchas clases que ofrece la Fundación de Sobrevivientes de Tráfico Humano.

Una mujer “feliz, libre y líder”

| Imprime | Envía
Reportera de Excélsior

Virginia Isaías es sobreviviente de tráfico humano y ahora dedica su tiempo en apoyar a otras personas, para que no sean víctimas de abusos y maltratos

 

Segunda de dos partes

Regresar a una vida de abuso nunca fue una opción para Virginia Isaías.

Ella, a quien el destino le había tendido varias malas jugadas y quien había formado parte de demasiadas situaciones de abusos y maltratos, ya había tomado la decisión de cambiar su vida.

Vivir la experiencia de un secuestro y sufrir las repercusiones fue solamente el punto de partida para Isaías, quien a su regreso a Estados Unidos, con su hija en brazos, tenía una sola prioridad: sus hijos.

Madre de cinco hijos, Isaías se enfocó en sacar adelante a sus hijos y asegurarse que no corrieran la misma suerte de ella.

Como parte de esa lucha por darle una mejor vida a su familia, Isaías obtuvo diversos trabajos. Uno de ellos, como promotora de salud mental para el condado de Orange, causó una gran impresión, pues fue durante ese tiempo que descubrió su deseo de ayudar.

“Fue aquí en donde me hizo reaccionar realmente y ver la gran necesidad de establecer algo, una ayuda para nuestra comunidad”, dijo Isaías.

“¿Por qué? Porque me di cuenta que cuando me platicaban la mayoría de los problemas, éstos eran causados por el abuso”.

Entonces nació la idea de establecer la Fundación de Sobrevivientes de Trafico Humano (FSTH).

FSTH fue establecida en diciembre de 2009 y tiene como meta “brindar ayuda psicológica, física y emocional a las personas que han padecido vejaciones, violencia, ultraje, maltratos o esclavitud de cualquier índole, además de prevenir por medio de la educación para que no vuelvan a ser privados de su libertad”, según su sitio web oficial.

“Hay tanta necesidad, pero tanta necesidad de un cambio”, dijo Isaías emotivamente. “Esta fundación nació porque realmente es muy importante hablar, romper el silencio”.

La fundación ofrece siete servicios claves: rehabilitación psicológica, capacitación personal, reintegración a la sociedad, oportunidad de educación, grupos y talleres de apoyo, prevención para erradicar futuras explotaciones y educación e información a la comunidad.

Por medio de estos servicios, FSTH espera poder detener el maltrato de personas que lo están viviendo, ayudarlos a superarlo y educarlos para que no vuelva a suceder.

Igualmente FSTH espera proporcionar diferentes tipos de talleres para que, por ejemplo, las mujeres que han sufrido de abuso doméstico puedan salir adelante por sí solas.

La fundación también busca crear relaciones con organizaciones a lo largo del condado de Orange, para poder guiar a cualquier persona que busque ayuda, a pesar de que la ayuda que buscan no sea necesariamente la que proporciona directamente la organización.

“Se le va ayudar a cualquier persona en lo que es violencia doméstica o abuso”, dijo Isaías. “Para conectarlas con las asociaciones que se necesiten”.

Pero según ella, el paso más importante para eliminar este tipo de explotaciones es romper el silencio.

“Ocurre mucho y por temor nadie habla”, dijo Isaías. “La culpabilidad y la vergüenza, porque realmente pensamos ‘¿qué van a pensar de mí, de todo lo que me hicieron?’”.

Con el apoyo de FSTH, Isaías espera que más personas comiencen a hablar de los abusos que han vivido o que están viviendo, para así ayudar a lograr más sobrevivientes y que a cambio, estas personas ayuden a muchos más.

“Hay una cosa muy importante: la liberación del ser”, dijo Isaías. “Saber que no estamos solas, unirse todas las que hemos sido lastimadas, víctimas y saber que juntas lo podemos hacer”.

Aparte de eso, Isaías también quiere que las personas comprendan que el tráfico de humanos no solamente se limita al transporte de personas, y que hoy en día este concepto abarca mucho más.

¿Qué es el tráfico humano?

El tráfico humano es descrito por las Naciones Unidas como el traslado y la adquisición de personas por medios inapropiados como el fraude, el engaño o a la fuerza, con el fin de explotarlas.

En su manera más obvia, el tráfico humano es el secuestro de personas.

Pero dentro de la comunidad latina, el tráfico humano llega a ocurrir en muchas situaciones más.

Con amas de casa que sufren abusos por parte de sus parejas, que las golpean y muchas veces la encierran para que no salgan a la calle.

Con trabajadores, que viven maltratos por parte de sus patrones y malas condiciones de trabajo por miedo a ser deportados.

Con inmigrantes que han cruzado la frontera con ayuda de “coyotes”, y que ahora los tienen capturados hasta que les paguen más y más dinero.

“La población latina es abusada en muchísimos aspectos”, dijo Ana Casian, quien apoya la organización. “Muchas personas, simplemente por el temor de ser reportados a las autoridades de inmigración, pueden estar escondidas en muchos lugares sin que nadie se dé cuenta”.

En casos extremos, las personas son engañadas y explotadas.

“Hay agencias de empleo en donde te piden que vayas vestida muy bien, te toman fotografías y después te mandan a que vayas a una casa a limpiar, pero ya tienen hombres ahí”, dijo Isaías.

“Es una cosa horrible”.

Pero las mujeres no son las únicas lastimadas.

“Hay un estigma”, dijo Casian. “¿Quién va a creer que un hombre está siendo abusado por una mujer?”. “Las mujeres pueden ser sumamente abusivas con el hombre”, añadió.

De acuerdo a datos obtenidos por FSTH, existe un alto número de hombres que sufren de abusos y que por razones culturales o personales lo callan.

Es por eso que FSTH le ofrece ayuda a todas las personas sin importar si es hombre o mujer, igualmente sin importar de qué nacionalidad provengan.

Cualquier persona que cree que haya sido víctima o si conoce a alguien que haya sido abusada o explotada de cualquier manera, puede llamar al 1 (800) 670-1014 totalmente gratis y sin importar su situación.

Para más información acerca de la organización, puede visitar www.fsth.org

¿Cree que usted está siendo víctima de esclavitud moderna? Pregúntese lo siguiente:

¿Soy feliz?

¿Soy feliz aquí?

¿Por quién quiero ser aceptada?

¿Por qué no soy libre?

¿Por qué no tengo amigas?

Si usted cree que podría ser víctima, no dude en comunicarse con la Fundación de Sobrevivientes de Trafico Humano al 1 (800) 670-1014.

¿Cómo puedo ayudar?

La Fundación de Sobrevivientes de Tráfico Humano está buscando ayuda constantemente. Existen varias maneras de ayudar:

1. Haciendo donaciones monetarias, ya que la organización es sin fines de lucro. Todas las donaciones son deducibles de impuestos (tax deductible). Puede donar por medio de PayPal, en su sitio web oficial www.fsth.org.

2. Haciendo donaciones de ropa. Se está necesitando ropa ejecutiva. Esta ropa es donada a personas que necesitan ropa formal para asistir a entrevistas de trabajo y al trabajo en sí, pero que no tienen los medios para comprarla.

3. Donando cualquier cosa en buen estado. Estas cosas son vendidas y los fondos son utilizados en alcanzar la misión de la organización, que es ayudar a más personas a sobrevivir.

4. Involucrándose. Si usted está interesado en ayudar personalmente a algunas de estas personas o compartir su historia de supervivencia, puede llamar al 1 (800) 670-1014.


Ver archivos de 'Noticias' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT