Bienvenidos
Buscar: Sitio   Internet accionado por google
(Bruce Chambers/The Register)
Un hombre indocumentado es revisado por un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, ICE, antes de ser deportado.

Cristianos de O.C. le hacen frente a la inmigración indocumentada

| Imprime | Envía
Reportera de Excélsior

La inmigración indocumentada es un tema polarizante, dominado durante mucho tiempo en los círculos políticos demócratas y republicanos en las salas de la capital del país

El miércoles por la noche, una multitud de cerca de 300 personas debatieron el problema fuera de la arena política habitual, en un lugar de culto y fe en Irvine. Con la esperanza de traer un poco de claridad a la compleja cuestión, el líder y autor cristiano evangélico Mateo Soerens dedicó la audiencia en Mariner’s Church.

“Las escrituras tienen mucho qué decir acerca de la inmigración... acerca de cómo los cristianos debemos responder al reto y oportunidad de la inmigración de manera que sean consistentes con los valores bíblicos”, dijo antes de su “Conversación sobre la inmigración”.

Soerens pidió a los congregantes de Mariner’s pensar en ello como un tema bíblico, no como un tema político.

“La pregunta es: ¿Quién es mi prójimo y si los indocumentados son nuestros prójimos, entonces estamos bíblicamente llamados a amarlos en las relaciones interpersonales y el lado de la política pública que apoyamos”, dijo. “Es un diálogo que queremos empezar esta noche”.

Soerens es parte de un creciente movimiento basado en la fe, que se ha convertido en algo más fuerte y más activo al pedir lo que describen como una reforma "humanitaria" de la inmigración. Soerens cree en la protección de las fronteras de la nación, proporcionando una manera legal de permitir a la gente venir a trabajar y dar estatus legal a las personas que pagan una multa, pagan impuestos y tratan de aprender inglés.

Cada vez más los líderes cristianos de las iglesias del condado de Orange, incluyendo Costa Mesa y Fullerton, están compartiendo ideas sobre la mejor manera de ayudar a los fieles a comprender mejor y empatizar con las personas que están en el país sin documentos. Algunos han participado en las peregrinaciones, han circulado peticiones y se han reunido con las personas que toman decisiones en Washington, D. C.

La “Conversación sobre la inmigración” de Soerens ha llegado a por lo menos cuatro diferentes iglesias evangélicas del país, y forma parte de una gira nacional para plantear la cuestión de la inmigración indocumentada en las iglesias cristianas de todo el país.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con el mensaje.

Adrienne Murphy, de Tustin, es miembro de Mariner’s Church, pero también pertenece al grupo de lucha contra la inmigración indocumentada “California Coalition for Immigration Reform”, “o Coalición para la Reforma Migratoria de California”, que tiene su sede en Huntington Beach.

Con 62 años de edad, dijo que ella es una cristiana compasiva y siente pesar por la gente que está indocumentada en el país, que trabaja duro por sus hijos y trata de asimilar la cultura estadounidense. Sin embargo, ella dijo que no puede reconciliar su creencia con la idea de Soerens sobre la concesión de estatus legal a los millones que están aquí sin documentos, que pagan una multa y cumplen otros requisitos.

Murphy, quien ha asistido a Mariner’s de vez en cuando desde mediados de la década de 1980, dijo que recientemente se ha alejado de la iglesia a causa de su punto de vista sobre las cuestiones de la inmigración indocumentada.

¿"Dónde está la compasión por el trabajador estadounidense calificado... el carpintero, el electricista, el fontanero, el de mantenimiento... cuyos trabajos han sido tomados por el indocumentado"?, preguntó Murphy, haciéndose eco de la pregunta de un amigo en la reunión.

Murphy y al menos otros ocho miembros del grupo contra la inmigración indocumentada se sentaron en varias mesas redondas durante la charla, mientras escuchaban y discutían su postura con los feligreses, una buena parte de éstos que parecía simpatizar con lo que Soerens tenía que decir.

La inmigración es un tema importante en las Escrituras, se menciona 92 veces sólo en el Antiguo Testamento, dijo Soerens en su discurso.

“Los extranjeros que han venido, algunos traen sus ángeles”, añadió.

Sin embargo, dijo que entiende cómo un cristiano puede tener una lealtad dividida sobre el tema y los mandamientos pueden parecer que se contradicen entre sí, como amar al prójimo y obedecer las leyes de la tierra.

Soerens culpó a lo que llamó un sistema de inmigración que debe ser corregido.

“Tenemos un sistema muy hipócrita”, dijo. “Tenemos ayuda, a un lado de un cartel de prohibido pasar.

Después de la discusión, Soerens invitó a la audiencia a discutir los temas con los grupos de personas que estaban sentados.

Muy pronto, la habitación se llenó con la charla y el debate entre los miembros del público, de los cuales no todos estaban de acuerdo sobre el tema. Evelyn Miller, un miembro del contingente contra la inmigración indocumentada, y hermana de la iglesia de la congregación Barry de Irvine participó en un acalorado debate aún civil.

¿“Si usted vive en México y vive con un dólar al día, dejaría... ir a la gallina de oro”?, preguntó Miller de Irvine.

Ella dijo que sí y bromeó de nuevo.

“No puedes dejar el mundo entero”.

Soerens respondió algunas preguntas de la multitud, diciéndoles que es necesario que haya una reforma migratoria que legalice a los que trabajan sin documentos para nivelar el campo de juego de los salarios y eso podría ayudar a América a mantener sus puestos de trabajo. Sin embargo, los costos de trabajo y otros productos entonces probablemente aumentarían, dijo.

Sin embargo, Murphy dijo que estaba en desacuerdo y preocupada por la plática de Soerens, en relación con algunas de sus estadísticas y la afirmación de que los estadounidenses no quieren hacer los trabajos que toman las personas que están sin documentos en el país.

“¿Dónde está la respuesta cristiana a los trabajadores estadounidenses?”, dijo.

Tim Celek, pastor de la Iglesia Crossing en Costa Mesa, dijo que sentía que esa conversación de Soerens con sus feligreses la semana pasada, ayudó a aclarar el papel cristiano en el debate sobre la inmigración indocumentada.

Soerens, de Wisconsin, sirve como el especialista en capacitación para World Relief Church, o Iglesia para el Alivio Mundial, el brazo humanitario de la Asociación Nacional de Evangélicos. Además, recientemente fue coautor de un libro llamado “Acogiendo al forastero. Justicia, la compasión y la verdad en el debate sobre la inmigración”.

Celek dijo que definitivamente se puede ver cómo algunos cristianos se sienten desgarrados por el imperio de la ley.

“Pero todo se reduce al hecho de que me dicen amar a mi prójimo y en el condado de Orange mi prójimo es todo tipo de personas diferentes y, a veces esta gente son indocumentados”, dijo Celek.

El pastor de Mariner’s Beshore Kenton, quien dirige una congregación de alrededor de 9,000 personas, dijo que a su mega-iglesia asisten personas que viven en los “guetos ricos” del condado, quienes creen que la redención viene de ayudar a los pobres.

Dijo que la conversación de la noche del miércoles fue propiciada por los congregantes que han planteado preguntas, después de servir durante años en varios ministerios que ayudan a los pobres del condado - algunos de los que se enfrentan a dificultades porque están en el país sin documentos. “La cuestión es lo que hacemos como iglesia”, dijo Beshore. ”No somos una iglesia que esquiva los problemas”.


Ver archivos de 'Noticias' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT