Bienvenidos
Buscar: Sitio   Internet accionado por google

La máquina de hacer votos de Hugo Chávez

| Imprime | Envía
Columnista sindicado

Al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, debe parecerle un juego de niños las acusaciones de compra de votos y el uso ilegítimo de medios de comunicación que han sacudido a México desde las elecciones recientes. Chávez hace todo eso y mucho más y ni siquiera lo esconde o se disculpa. El cree que los recursos del estado están a su disposición para reelegirse.

¿Compra de votos en Venezuela? ¿Qué tal una casa por su voto? El diario The New York Times acaba de publicar un extenso reportaje, escrito por el corresponsal William Neuman, sobre las casas que regala el gobierno chavista a sus seguidores y del programa de televisión – una especie de “reality TV” habitacional todos los jueves – en que se hace entrega de las viviendas. Las casas que se obsequian son muy pocas y los que se las ganan son – ¡que sorpresa! – siempre chavistas. Pero le da la esperanza a miles de que, algún día, a ellos también les tocará una casita propia. Es pura lotería electoral.

¿Uso y abuso de medios de comunicación para promover su candidatura a la reelección? Chávez obliga a todos los canales de radio y televisión a entrar en cadena nacional para sus actos partidistas. Eso mismo, desde luego, no lo puede hacer el candidato único de la oposición, Henrique Capriles.

Así es la máquina de hacer votos de Hugo Chávez. Usa los millonarios recursos del gobierno – financiados por el petróleo – a cambio de votos y obliga a los medios a transmitir casi todos sus actos electorales. Pero después de 13 años en el poder, ya están al descubierto todos los trucos de Chávez para eternizarse en la presidencia.

El último informe de la organización Human Rights Watch denunció al gobierno de Chávez y a su maquinaria política. José Miguel Vivanco, el director de HRW, escribió: “Durante años, el presidente Chávez y sus seguidores han estado construyendo un sistema en el que el gobierno tiene rienda libre para amenazar y castigar a los venezolanos que interfieren con su agenda política.” (Y, por cierto, Vivanco fue expulsado del país en 2008, la última vez que redactó un reporte similar sobre Venezuela.)

El clima de intimidación se extiende hasta la internet. Haz el siguiente ejercicio y verás: Escribe algo negativo de (a)chavezcandanga en Twitter y al poco tiempo tendrás montones de troles o seguidores de Chávez criticándote a ti.

Chávez gobierna por la fuerza e intimidando a sus opositores.

Ya no puede ofrecer nada nuevo. Eso le pasa a todos los líderes autoritarios y aprendices de dictador. Está agotado: físicamente, por su cáncer; y políticamente por su incapacidad para resolver los problemas más básicos del país, como la criminalidad, la corrupción y la pobreza.

En su última conferencia de prensa – que duró cinco horas y fue transmitida por todos los canales de televisión – el corresponsal de Univision, Francisco Urreiztieta, le preguntó a Chávez qué le ofrecería de nuevo a los venezolanos. No pudo contestar. “Yo puedo aquí amanecer hablándote de los nuevo,” dijo Chávez. ''¿Qué de nuevo propone la burguesía? Anda, pregúntale a la candidatura burguesa. ¿Qué de nuevo? Nada.''

En Estados Unidos hay un fuerte debate sobre Chávez. El presidente Barack Obama no considera que sea una amenaza. “Lo que Chávez ha hecho en los últimos años no ha tenido ningún impacto serio en nuestra seguridad nacional,” dijo recientemente Obama en una entrevista televisiva.

Pero para el candidato republicano a la presidencia, Mitt Romney, son “sorprendentes” los comentarios de Obama. Chávez “está buscando liderar – junto con los hermanos Castro – una revolución desestabilizadora, antidemocrática y antinorteamericana por toda América Latina.”

Si Chávez es una amenaza o no para Estados Unidos es debatible. Pero lo que no hay duda es que Chávez sí es una seria amenaza para la democracia y los derechos humanos en Venezuela.

Si Chávez gana las elecciones presidenciales del 7 de octubre será con trampa. Capriles y sus seguidores saben que Chávez está haciendo trampa con su máquina para hacer votos pero, aún así, han decidido continuar en la campaña.

¿Por qué? Saben que esta es la última oportunidad que tienen de derrotar a Chávez con votos (aunque estén en absoluta desventaja económica y mediática frente a él). O lo poco que queda de la democracia venezolana desaparecerá como una arepa entre niños.

¿Tiene algún comentario o pregunta para Jorge Ramos? Envíe un correo electrónico a Jorge.Ramos@nytimes.com. Por favor incluya su nombre cuidad y país.

Jorge Ramos es ganador del premio Emmy, autor de nueve libros y conductor del Noticiero Univision.


Ver archivos de 'Editorial' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT