Bienvenidos
Buscar: Sitio   Internet accionado por google
(Ken Steinhardt/Register)
Los distritos escolares del condado de Orange que tengan a más estudiantes necesitados asistiendo a sus escuelas, podrían recibir más dinero que otros bajo el plan educativo que está proponiendo el gobernador Jerry Brown.

Plan educativo para estudiantes necesitados causa conflicto

| Imprime | Envía
Reportero de Excélsior

Los líderes escolares del condado de Orange reaccionaron con una mezcla de entusiasmo y temor, al plan del gobernador Jerry Brown para reformar el financiamiento escolar el jueves de la semana pasada, diciendo que probablemente los estudiantes más necesitados se beneficiarían, pero el destino de todos los demás estudiantes se quedaría en el limbo.

El gobernador de California ha propuesto una nueva fórmula de financiamiento para la educación, que enviaría dinero extra del estado para distritos con estudiantes que están aprendiendo inglés y estudiantes económicamente desfavorecidos. Pero el plan requeriría en gran medida desmantelar el sistema existente, que dirige fondos categóricos a una variedad de programas y servicios específicos.

“El concepto de la fórmula de estudiante favorecido tiene lógica, ya que algunos tipos de estudiantes son más costosos de educar, pero el enfoque de exención de responsabilidad realmente va a ser duro” para ejecutar, dijo Celia Jaffe, presidente del grupo paraguas PTA del condado de Orange y síndico del Distrito Escolar de la ciudad de Huntington Beach. “Todos estamos en niveles tan bajos de fondos”.

Bajo el plan del gobernador, los distritos escolares recibirían un aumento del 35 por ciento del financiamiento por alumno, para cada uno de los estudiantes que están aprendiendo inglés y estudiantes económicamente desfavorecidos.

Mientras tanto, los distritos donde más de la mitad de los estudiantes se dividen en categorías automáticamente recibiría un segundo golpe de 35 por ciento del financiamiento por alumno.

Estudiantes económicamente desfavorecidos son los que califican para recibir comidas escolares gratuitas o a precio reducido.

“En general, me gusta la línea de tendencia y la dirección hacia dónde va la conversación”, dijo Christopher King, superintendente del Distrito Escolar de la Ciudad de Anaheim. “Gastar la misma cantidad de dinero en cada niño no es una forma equitativa para distribuir los fondos, y es gratificante ver que el gobernador reconoce nuestras distintas necesidades”.

Los 18, 800 estudiantes de escuela elemental del Distrito de Anaheim cuentan con las más altas porciones de alumnos de inglés y alumnos económicamente desfavorecidos del condado de Orange: 56 por ciento y 86 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, King subrayó que no está claro si otros distritos como la ciudad de Anaheim recibirían más fondos, de los que ellos recibirían bajo el actual modelo de financiamiento.

Esto se debe a que el estado ya no repartiría alrededor de tres cuartas partes de su presupuesto anual de 7.6 mil millones de dólares para el financiamiento categórico de las escuelas, dijo Darren Dang, asistente del superintendente de los servicios administrativos de la ciudad de Anaheim. (Los fondos categóricos tienen dólares restringidos destinados a docenas de programas y servicios específicos, aunque el Estado tiene restricciones flexibles en su uso en los últimos años.)

Además, dijo Dang, el plan del gobernador requiere la concesión de fondos suplementarios para estudiantes de inglés de un máximo de cinco años, por lo que el distrito perdería el financiamiento para los estudiantes que mantienen esta clasificación durante más de cinco años.

“No está claro para nosotros cómo va a movernos esto”, dijo Dang.

En una teleconferencia, el jueves de la semana pasada con la prensa, los funcionarios del presupuesto estatal dijeron que pasarían un par de semanas antes de que se liberen las proyecciones presupuestarias de cómo le iría a cada distrito escolar de California bajo la fórmula de financiamiento propuesta.

Nick Schweizer, encargado del presupuesto de programas para la educación del Departamento de Finanzas, destacó que ningún distrito debe ver gotas reales de financiamiento, sino que podría ver una pérdida por el aumento en las asignaciones futuras.

“Nos hemos comprometido a no tomar el dinero”, dijo Schweizer, “pero con el tiempo, esperamos que el sistema de financiamiento se vuelva a alinear para ser más equitativo y refleje que las necesidades de los estudiantes del distrito se están cumpliendo”.

La Asociación de Maestros de California también expresó su preocupación por la propuesta de fórmulas de financiamiento, el jueves de la semana pasada, cuestionando si el estado debe cambiar la fórmula de asignación de fondos antes de que a las escuelas se les “devuelva todo el dinero que se les debe” tras años de recortes presupuestarios del estado.

El plan de presupuesto del gobernador incluye un pago de 1.8 mil millones de dólares de esa deuda para 2013-14, lo que deja 5.6 mil millones de dólares para ser pagados en los años siguientes.

Aunque se espera que la propuesta del gobernador continúe con la oposición de los legisladores que representan a las regiones más ricas del estado, Brown argumentó que el estado necesitaba gastar más proporcionalmente en los estudiantes con “desafíos desproporcionados”.

“Crecer en Compton o Richmond no es como es crecer en Los Gatos o Beverly Hills o Piedmont”, dijo Brown en una conferencia de prensa en Sacramento. “Es polémico, pero es lo correcto y es lo justo”.

Marcus Walton, un portavoz del Distrito Escolar Unificado de Capistrano, dijo que el distrito va a sacar lo mejor de cualquier mano que se reparta.

En Capistrano, el segundo distrito más grande del condado, con 52,400 estudiantes, 24 por ciento de los estudiantes son de bajos recursos y diez por ciento son estudiantes de inglés.

“No estamos en condiciones de cambiar las cosas que salen de Sacramento, pero creo que con los años hemos demostrado que hemos sido capaces de poner en práctica excelentes programas con lo que se nos ha dado”, dijo Walton.

Por ahora, muchos distritos están simplemente felices de saber que el gobernador pregona a las escuelas públicas como una prioridad en California otra vez.

“Definitivamente estamos contentos y optimistas”, dijo Deidra Powell, portavoz del Distrito Escolar Unificado de Santa Ana, “pero también sabemos que pueden pasar muchas cosas entre ahora y la revisión de mayo”, cuando el gobernador presentará un plan de presupuesto actualizado para 2013-14.

El jueves de la semana pasada, Brown propuso gastar 2.7 mil millones de dólares más en las escuelas públicas y colegios comunitarios para el próximo año fiscal, para un total de 56.2 mil millones de dólares en 2013-14.

Esa cifra, que representa el 57 por ciento de todo el fondo general de gastos del estado, traerá de vuelta a California casi los mismos niveles de financiamiento previos a la recesión.

Los recortes presupuestarios en los últimos años han reducido el gasto en escuelas públicas y colegios comunitarios a 53.5 mil millones de dólares este año.

El presupuesto también destina 450 millones de dólares en ingresos, a partir de un aumento del impuesto corporativo de un fondo especial para las iniciativas de eficiencia energética en escuelas.

Los dos sistemas de educación superior de cuatro años del estado, que son la Universidad de California y la Universidad del Estado de California, recibirán cada una 250 millones de dólares más.

The Associated Press contribuyó a este reporte.


Ver archivos de 'Noticias' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT